lunes, 30 de junio de 2008

LA TRISTEZA Y LA FURIA

En un reino encantado donde los hombres nunca pueden llegar, o quizás donde los hombres transitan eternamente sin darse cuenta . . .
En un reino mágico donde las cosas no tangibles se vuelven concretas . . .
Había una vez . . .
un estanque maravilloso.
Era una laguna de agua cristalina y pura donde nadaban peces de todos los colores existentes y donde todas las tonalidades del verde se reflejaban permanentemente . . .
Hasta aquel estanque mágico y transparente se acercaron la tristeza y la furia para bañarse en mutua compañía.
Las dos se quitaron sus vestidos y, desnudas entraron en el estanque.
La furia, que tenía prisa ( como siempre le ocurre a la furia ) urgida _sin saber por qué_ se bañó rápidamente y más rápidamente aún, salió del agua . . .
Pero la furia es ciega o, por lo menos, no distingue claramente la realidad. Así que desnuda y apurada, se puso, al salir el primer vestido que encontró . . .
Y sucedió que aquel vestido no era el suyo, sino el de la tristeza . . .
Y así vestida de tristeza, la furia se fué.
Muy calmada, muy serena, dispuesta como siempre a quedarse en el lugar donde la tristeza terminó su baño y, sin ninguna prisa _ o, mejor dicho, sin conciencia del paso del tiempo_, con pereza y lentamente , salió del estanque.
En la orilla se dio cuenta de que su ropa ya no estaba.
Como todos sabemos, si hay algo que a la tristeza no le gusta es quedar al desnudo. Así que se puso la única ropa que había junto al estanque: el vestido de la furia.
Cuentan que, desde entonces, muchas veces uno se encuentra con la furia, ciega , cruel , terrible y enfadada.
Pero si nos damos tiempo para mirar bien, nos damos cuenta de que esta furia que vemos es sólo un disfraz, y que detrás del disfraz de la furia, en realidad está escondida la tristeza.
Jorge Bucay

7 comentarios:

C. dijo...

Pues hoy hice hoy algo terrible por furia, asi mismo me comporte ciega, cruel y terrible nunca habia ofendido a alguien tanto, creo que descargue todo mi trsiteza con la vida, no obstante nadie se merece que lo maltraten porque simplemnte estemos tristes, si de algo sirve estoy arrepentida pero no creo que ya eso sirva de mucho

María dijo...

Acabo de actualizar mi último post al ver esta entrada tuya tan ilustrativa y tan bonita enlazandola para que mis lectores la vean tambien. Lo encontrarás al final el post.

María dijo...

Muchísimas gracias por tu comentario y sobre todo por decirme que habías escrito algo nuevo, y aquí he venido volando para visitarte, es una gran satisfacción para mí leerte.

Cuando estamos tristes solemos descargar ese dolor con las personas que están a nuestro alrededor y también con nosotras mismas, es algo muy difícil de evitar, porque lo llevamos dentro y si no nos descargamos creo que es mucho peor tenerlo retenido interiormente. Después nos arrepentimos y nos hubiera gustado no decir cosas desagradables, pero somos personas y por lo tanto, cometemos errores y de los cuales muchos nos arrepentimos.

En realidad, yo cuando estoy triste suelo llorar, me salen las lágrimas con facilidad, no puedo reprimirlas, soy muy llorona.

Encantada de visitar tu blog.

Un beso.

hawkeye dijo...

Sencillamente me ha encantado!!! Que fábula tan bonita!!! no la conocía y la verdad es que me ha maravillado!!! ya la he leído 2 veces y seguro vuelvo a hacerlo!!! Es más, si me lo permites intentaré aprendermela para contársela una noche a mi chiquitín cuando sea un poquito más grande!!! Besos y gracias

Anónimo dijo...

Precioso para reflexionar...

A veces uno se puede sentir
furioso por estar triste, y al mismo tiempo se puede sentir tristes por haberse puesto furiosos.
¡Me encanta!
Besos
Antonio

Dédalus dijo...

Creo que no sólo se cambian los vestidos; también, mutuamente, se dan de comer. Por eso a veces se las ve aliadas y mutantes, como un animal bicéfalo que, extrañamente herido, ha perdido sus coordenadas...

Un beso, Duende.

Anónimo dijo...

Hay muchas verdades del corazón dolorido, se quiere por siempre y para siempre, se admira las virtudes, y se comprende los errores, el verdadero AMOR SE SIENTE Y SE COMPRENDE, NO HAY NADA QUE PERDONAR. Solo se vive y sientes estando contigo o sin ti lo importante es que existe esa persona a quien tú AMAS y que siempre vos podes estará presente cuando ESA PERSONA necesite de alguien. Incondicional mente sin pretensión solo debe saber que si te elige mejor pero si te ignora se feliz porque siempre que vivas tendrás tal vez una oportunidad y no la debe desaprovechar solo vive que es importante y si amas más todavía y si existe a quien amas comas razón solo vives. Te dice un humano que vive.