lunes, 4 de agosto de 2008

EL DIA QUE INTENTARON ACABAR CON EL AMOR

Todos los sentimientos oscuros y los deseos más perversos del corazón, llegaron a la reunión con curiosidad de saber cual era el propósito . . . .
Cuando estuvieron todos, habló el Odio y dijo: Los he reunido, porque deseo
matar a alguien con todas mis fuerzas.
Los asistentes no se extrañaron, pues tratándose del Odio era normal, sin embargo todos se preguntaban entre sí, quien sería aquel tan difícil de matar, para que el Odio los hubiera reunido a todos.
Quiero que maten al Amor, dijo . . . .
El primer voluntario fue el Mal Carácter. Yo iré, y les aseguro que en un año el Amor habrá muerto, provocaré tal discordia y rabia que no lo soportará. Al cabo de un año se volvieron a reunir todos y al escuchar las palabras del Mal Carácter quedaron decepcionados. Lo siento, lo intenté pero cada vez que yo sembraba discordia, el Amor la superaba y salía adelante.
Fue entonces cuando muy diligente se ofreció la Ambición, que haciendo alarde de su grandeza dijo: En vista de que el Mal Carácter fracasó, iré yo. Desviaré la atención del Amor hacia el deseo por la riqueza y el poder. Eso nunca lo ignorará. Y empezó la Ambición el ataque hacia su víctima quien, efectivamente cayó herida pero después de luchar por salir adelante renunció a todo deseo de poder y triunfó de nuevo.
Furioso el Odio, por el fracaso de la Ambición envió a los Celos, quienes burlones y perversos intentaban toda clase de artimañas y situaciones para despistar al Amor y lastimarlo con dudas y sospechas infundadas. El Amor confundido lloró, y pensó que no quería morir y con valentía y fortaleza se impuso sobre ellos y los venció.
Año tras año, el Odio siguió su lucha enviando a sus más hirientes compañeros, envió a la Frialdad, al Egoísmo, a la Indiferencia, la Pobreza, la Enfermedad, y a muchos otros que fracasaron porque cuando el Amor sentía desfallecer cogía fuerzas y todo lo superaba.
El Odio convencido de que el Amor era invencible les dijo a los demás: Nada que hacer.
El Amor ha soportado todo, llevamos años insistiendo y no lo logramos. De pronto de un rincón se levantó un sentimiento poco conocido, vestia de negro con un sombrero que le caía sobre el rostro el cual no se dejaba ver.
Su aspecto era fúnebre como el de la muerte. "Yo mataré al Amor", dijo con seguridad.
Todos se preguntaron quien sería aquel que pretendía hacer sólo, lo que ninguno había podido conseguir. El Odio dijo, ve y hazlo.
Tan sólo pasó algún tiempo cuando el Odio volvió a llamar a todos los malos sentimientos para comunicarles que después de mucho esperar por fin . . . .
EL AMOR HABÍA MUERTO
Todos estaban sorprendidos. Entonces el sentimiento del vestido negro y sombrero habló: Ahí les entrego al Amor totalmente muerto y destrozado. Y sin decir más, se dispuso a marcharse.
Espera, dijo el Odio, en tan poco tiempo lo eliminaste por completo, lo desesperaste y no hizo el menor esfuerzo para vivir. ¿Quien eres?
El sentimiento levantó por primera vez su horrible rostro y dijo:
SOY LA RUTINA.

Anonimo

20 comentarios:

♥AriaDna♥ dijo...

Es un texto precioso y tremendo, tienes razón sólo la rutina es capaz de matar al Amor

un beso

duende dijo...

Pues si, Ariadna el Amor puede con todo, excepto cuando la rutina atraviesa la puerta que el Amor se da por vencido.
Besos

María dijo...

La rutina, la monotonía, el no alimentar el amor, la indiferencia, y sobre todo, la falta de diálogo y de confianza, hacen destruir al sentimiento más fuerte que existe en la vida de las personas: el amor, para lo cual, debemos regarlo todos los días para que no se apague la llama, ni el fuego del amor.

Precioso escrito, te felicito y te aplaudo.

Un beso.

Poetiza dijo...

Hola, un texto hermoso y muy cierto, creo que la rutina mata el amor, nunca lo he dudado. Me encanto leer este texto. Te dejo un beso, cuidate.

Carlota dijo...

Cierto, nada peor que la rutina para matar el amor. Me despido por un tiempo, ya sabes :), un beso!

LUNA LUNAR Y EL MAR dijo...

Increíblemente certero tu relato, la rutina finalemente va destruyendo el amor y ya no queda nada más que hacer ¡Potente!
Me gustó mucho.
hasta la próxima visita

Páginas de la Vida dijo...

Me encantó este cuento, me llegó al alma, nada más verdadero, la maldita rutina se nos va apoderando, quizás a veces porque estamos cansados y nos dejamos estar no deseamos o no inventamos algo distinto para nuestra vida, y nos acostumbramos a ella y compartimos nuestra vida, y no nos damos cuenta que la muy desgraciada va matando al amor.



Besos



Silvia

buscadora del ser dijo...

muy lindo cuento. y la rutina es muy traicionera porque si la dejamos uqe se mezcle con la monotonía es capaz de destruir muchas cosas.
un beso grande y gracias por acompañarme con tus visitas

María del Carmen dijo...

lE INVITO APASAR A RETIRAR POR MSI CINCO BLOGS LSO OBSEQUIOS QUE EL HE DEJADOA USTED
PARA RETIRARLOS IR A:

WWW.WALKTOHORIZON.BLOGSPOT.COM

WWW.PANCONSUSURROS.BLOGSPOT.COM

WWW.LASRECETASDELAABUELAMATILDE.BLOGSPOT.COM


WWW.CUERPOSANOALMACLMA.BLOGSPOT.COM
WWW.NEWARTDECO.BLOGSPOT.COM


LOS PREMISO REGALOS ESTAN AL FIANL DE LAS NOTAS Y EN ELLAS.

SALUDO Y DEJO MI PAZ
MARY CARMEN

duende dijo...

Muchas gracias por vuestras visitas para mi es un placer.
Me animais a seguir escribiendo, y vuestras palabras me reconfortan, gracias otra vez.
Besos a tod@s

TEA CUP CLUB dijo...

Duende, mil gracias por tu visita, que siento lo de tu hermana, esa enfermedad es lo peor que puede existir. Por favor acepta si puedes darme el nombre de tu hermana que esta en el cielo para que todas aca las tacitas de te siempre tengamos una vela encendida por ella y en nuestras oraciones teacupclub@gmail.com. escribeme y te dire como colocar el liston en tu blog.

Un honor que nos visites, este blog es vuestro

Ahora ya sabes donde puedes venir a confortante con una tacita de te, la cual te garantizo siempre la encontraras con muchos terroncitos de amor y amistad.

Besos

Veronica
Fundadora Mundial

María dijo...

Hola duende, venía a ver si tenías un nuevo post, de todas formas, yo te dejo mis saludos deseándote una feliz tarde.

Un beso.

María dijo...

Hola duende, no te preocupes, sino has podido pasarte por mi blog ni por ningún otro, o por no volver a escribir en tu blog, porque lo principal es que te encuentres bien, y cuando tú puedas, te volveremos a leer, yo sigo aquí, como siempre.

Un beso muy grande y feliz fin de semana.

duende dijo...

Gracias María una vez más por tus dulces palabras.
Besos

Ricardo Antonio Hinostroza Moreno dijo...

¡Que bella historia! Muy cierto, la rutina mata todo. Gracias por compartir esta historia, procuraré hacer una versión similar en mi blog. Un abrazo ;)

Anónimo dijo...

es verdad que debemos de alimentar el amor con esos pequeños detalles muy agradecido tanks ()

Diana Mujer Jaguar dijo...

Hola, me encanta este cuento, gracias por publicarlo, lo estaba buscando, me podriáis decir, quien es el autor? muchas gracias

Lucy Cullen dijo...

Muchas gracia por ayudarme era lo que nesesitaba pol que la familia de mi novio estan luchando para.separarno y no es justo pol que nos amamos pero gracia al autor me ciento mejor.pol que nadie acabara nunca con el amor

Lucy Cullen dijo...

Muchas gracia por ayudarme era lo que nesesitaba pol que la familia de mi novio estan luchando para.separarno y no es justo pol que nos amamos pero gracia al autor me ciento mejor.pol que nadie acabara nunca con el amor

REBECA dijo...

He averiguado porque lo voy a utilizar para leer en una boda que no es anónimo, el texto pertenece a Silvia Silberstein. Es muy aleccionador